Sara Noemí Mata


Promesa eterna: amor e integralidad urbana
27/Febrero/2012

A inicios de diciembre escribí en este espacio los pormenores del puente peatonal del Malecón del Río y la Calzada de los Héroes, que en los últimos días desató polémica por la parte que juzgo es la menos importante.

Una lluvia de críticas y unas cuantas tímidas defensas le han caído en twitter, facebook y los periódicos a la colocación de un corazón rojo como anillo en la parte central del puente que, ahora sabemos, fue una ocurrencia del Alcalde Sheffield adaptada de una decoración similar en otros puentes del mundo. Después de aquel artículo, me interesó conocer a detalle los cambios que habrá en la circulación vehicular en la Prolongación Calzada; allegarme de algunas respuestas elementales resultó en una travesía de más de un mes por los vericuetos burocráticos de la Dirección de Obras Públicas y el IMPLAN. Les comparto “mis descubrimientos” porque literalmente no podrán encontrarlos en el portal de ninguna de las dependencias involucradas en el proyecto, ni les serán contestadas si llaman a los funcionarios responsables, a menos que se fleten innumerables horas de espera y llamadas para concertar citas. Lo hago en forma de preguntas y respuestas sin acreditar a un entrevistado en particular porque fueron varios los funcionarios consultados para obtener la contestación.

¿Cuáles son los principales cambios en la circulación de autos sobre Prolongación Calzada? Además de la eliminación de dos carriles para autos (uno por sentido) sobre toda la avenida, se elimina la salida de la calle San Francisco hacia la Prolongación Calzada (frente al Mc Donalds) que antes se hacía con semáforo. Esa única conexión de la colonia La Martinica hacia la avenida mencionada se hará sobre la avenida De los Niños, a un costado del Forum Cultural (por donde se accede a los estacionamientos del ISSEG y la UG) que es más ancha y de doble circulación; este cambio también permitirá que los autos que vienen sobre López Mateos y dan vuelta en el costado de Banamex para incorporarse a Prolongación Calzada, ahora podrán seguirse de frente y llegar hasta Explora.

¿Qué cosas se conservan? Se conservan los cruces de autos desde la calle Pinos hacia la San Sebastián y también la vuelta a la izquierda por calle Pampas hacia López Mateos. También se seguirá permitiendo el cruce peatonal bajo puente entre los hoteles Enterprise y Hottson.

¿Cómo se calculó el impacto vial de la reducción de un carril por sentido? La velocidad permitida antes de las obras era de 40 km/h, pero en realidad los autos alcanzaban los 60 km/h, o más. El proyecto contemplaba el retiro de las rutas de transporte lo que minimizaría el impacto en la disminución de la velocidad, pero hasta que no se saquen los urbanos de ahí, se cree que los autos tendrán que bajar su velocidad a la permitida de 40 km/h.

Entonces, cuando se inauguren las obras ¿dejarán de pasar camiones por Prolongación Calzada? No. Movilidad retiró hace tiempo las rutas suburbanas que circulaban por ahí rumbo al Centro, pero a la fecha subsisten entre siete y diez rutas urbanas que hasta ahora no tienen alternativa para dejar de circular por ahí. De hecho, Movilidad no ha negociado ni aprobado ningún retiro o cambio de alguna ruta con motivo de la obra y las acciones sobre las banquetas laterales respetaron la señalización de paradas del transporte público.

¿Se contempló que el número de autos que provengan de López Mateos y pretendan incorporarse a Prolongación Calzada, ya no alcanzarán a entrar en el espacio de dos carriles, además del tiempo que deja el semáforo para pasar? No, pero ya funcionando la vialidad se verá si hay que ajustar la sincronización de semáforos y reducir el tiempo para esta incorporación.

¿Podrán circular los ciclistas sobre la Prolongación Calzada y el puente peatonal? ¿El proyecto de corredor Poliforum-Centro histórico contempló a los ciclistas? Fue la pregunta más difícil de responder. Los planos y funcionarios de Obras Públicas indican que no: ningún proyecto ejecutivo, que supuestamente se desprende del proyecto general que aprueba el IMPLAN, se contrató con diseño de ciclovía y en estricto sentido, si los ciclistas circularan por la calzada peatonal de tres metros de ancho que va por el antiguo camellón, deberían hacerlo desmontados de su bici. Sin embargo, los funcionarios del IMPLAN (e incluso en una de las láminas ilustrativas del proyecto que me fueron entregadas por Obras Públicas) sostienen que “la solución integral”, es decir, el “diseño conceptual completo” sí resolvió la circulación segura de los ciclistas, tanto en la avenida como en el puente.

Esta contradicción o desfase entre los proyectos que conoce IMPLAN y Obras Públicas, que ninguna de las dependencias acepta, está tratando de resolverse de último momento, “evaluando cuál es la mejor ubicación de la ciclovía” y si puede señalizarse de modo provisional, con pintura, boyas u otros elementos. La opción más clara sería el remanente de carril central que se quitó a los autos pero que no se usó en el ensanche de la calzada peatonal, pues trazar la ciclovía en el extremo derecho de la circulación de autos es tan peligroso como antes de la obra, dado que ese carril carga a las unidades de transporte público.

¿Es válido colocar un objeto decorativo o anuncio sobre un puente? No, a menos que se tramite un permiso y para el caso, no se ha exhibido.

¿Por qué sorprende -más allá de lo estético o atractivo- la colocación del corazón? El corazón como idea de dar una identidad a la nueva infraestructura no estaba en los planos del proyecto, ni en la parte estructural ni en la de imagen urbana que se contrató a dos despachos separados, respectivamente, las consultoras leonesas de Julián Tejada y Silvio Jiménez.

¿Había forma de hacer la pendiente del puente menos inclinada para lograr que las personas en silla de ruedas pudieran circular de modo autónomo y seguro? Sí, pero habría implicado eliminar el cruce de autos a nivel sobre el Malecón y los que vienen de Prolongación Calzada y se incorporan, en vuelta a la izquierda, hacia el sur del Malecón; la otra opción habría sido que la rampa comenzara desde una parte de la Calzada pero, supuestamente, eso fue prohibido por el INAH, porque toda ella, hasta los pilares que la inauguran, están catalogados como históricos y no se pueden mover ni afectar.

¿Por qué este puente del Malecón no guarda unidad estilística en el diseño arquitectónico con los otros puentes peatonales sobre nuestro río seco, también diseñados por el leonés Víctor Reyes? Porque se trató de armonizar con el estilo menos moderno, más tradicional si se quiere, que presenta la propia Calzada. La próxima semana haré una valoración más personal de este proyecto. Hasta entonces.

DEJANOS TU COMENTARIO
1456374297.png
1321493145.gif
1381429645.jpg
1321493278.png
1321493200.png