Sara Noemí Mata


Reductos del peatón
05/Diciembre/2011

Una consecuencia de la construcción de grandes avenidas y puentes vehiculares resulta en la separación, por dificultad o absoluta imposibilidad, de dos áreas de un mismo vecindario o de colonias aledañas que de pronto quedan sin comunicación porque se prioriza el paso veloz de autos en avenidas.

A menudo esta consecuencia se minimiza aunque genere problemas cotidianos como dificultades para visitar a familiares y amigos que quedaron “del otro lado del bulevar”, cambios negativos en las dinámicas microeconómicas de una colonia y la pérdida de identidades barriales que viven los habitantes más próximos a las avenidas y bulevares.

En León tenemos diversos ejemplos de esto, porque el trazado de nuestras más emblemáticas avenidas como el López Mateos o el Mariano Escobedo se hizo partiendo barrios pero el Malecón del Río de los Gómez es uno de los que más retos técnicos presenta, porque a su destino original de recoger las aguas de diversos arroyos de la ciudad y conducirlas a su salida natural, ha cargado desde hace décadas con la función de conectar la vialidad norte-sur de la ciudad de modo casi único o, al menos, más eficiente.

Especialmente urgente y simbólico de resolver, para los que no van en auto, era el cruce de Malecón con la Calzada de los Héroes y entrada a la ciudad histórica. Después de múltiples proyectos conceptuales que a lo largo de décadas se pagaron, el Municipio se ha decidido por uno que ya se construye y consiste en una rampa continua que parte de los pilares que inauguran, o cierran según, se vea, la Calzada; se elevará unos diez metros sobre el nivel de la misma, pasará “volando” sobre el Malecón y caerá alargado sobre el camellón de la Prolongación Calzada, hasta la bocacalle del restaurante Rincón Gaucho.

El proyecto tuvo su principal complicación técnica en la unión con la Calzada porque toda ella, hasta los pilares, son elementos catalogados por el INAH, por lo tanto son inamovibles e inafectables y porque su límite es contiguo al cruce de los autos, que si bien pudo haberse eliminado, los responsables de la obra juzgaron que traería problemas viales mayores. Por lo anterior, en este lado el puente peatonal habrá escalones y en el otro extremo, rampa, con una pendiente tan difuminada que haga agradable la caminata hacia el puente.

Como ya lo han notado quienes circulan por la zona de obras, la Prolongación de la Calzada vive una reducción de carriles para autos que será definitiva a fin de ensanchar el camellón peatonal de acceso al puente. Esta secuela no será bien valorada por quienes, a bordo del auto, juzguen que es demasiado espacio cedido a los peatones y su “consecuente” afectación del tráfico. Yo misma cruzo muy seguido en auto por ahí, pero mis objeciones al proyecto en curso va en otro sentido. Me explico:

Considero que la idea de hacer la Ruta del Peatón para unir la zona histórica de León con la centralidad económica y cultural del Poliforum y Zona Piel es acertada, pero insuficiente y porque mutila en su concepción la integralidad de la que tanto se habla en planes urbanos y discursos políticos.

Salta a la vista que el puente de la Calzada se concibió como estrictamente peatonal soslayando la circulación segura de bicicletas. Con ello se desperdicia la oportunidad de iniciar la transformación de la movilidad en el Centro histórico y su conexión no motorizada con el Forum Cultural.

La pretensión de que los visitantes a algún evento en el Poliforum vayan caminando a las compras en Zona Piel y luego se “descuelguen” al centro cultural y al Centro Histórico es correcta, pero las distancias, sin ser monumentales, no se antojan para recorrerse sin pesar, sobre todo por que en muchos tramos no hay “atractivos” o puntos de reposo. El puente peatonal de la Calzada resuelve cosas pero es lamentable que no contemple la promoción de los recorridos seguros en bicicleta, sea con bicis públicas o con aparcamientos adecuados para bicis particulares, además de señalización sobre las rutas del transporte público que complementen la circulación en este gran sector turístico que se pretende enlazar.

Además, tengo el convencimiento de que las llamadas “rutas del peatón” al ser enfocadas esencialmente al turismo, se están convirtiendo en justificaciones de una política que no es integral para el peatón, es decir, que fuera de dichas rutas, al peatón común no se le mejoran las banquetas, se olvidan los cruces seguros, se permite la instalación de objetos que estorban la circulación y se toleran las modificaciones grotescas que diversos particulares hacen sobre las calles y que afectan a los peatones. Las “rutas del peatón” se convierten así en reductos del peatón, fuera de los cuales, los que van a pie, en silla de ruedas o con carreolas, son dejados a su suerte.

Volviendo al puente peatonal de la Calzada, sostengo que es un proyecto que renuncia a la integralidad cuando ve prioritariamente la necesidad de los visitantes y no se plantea resolver algunas necesidades de los habitantes de las zonas a conectar.

En especial, pienso en la carencia de áreas verdes y recreativas de los pobladores del Centro histórico, de la zona peatonal hacia el oriente (es decir hacia la Madero y Calzada) que con la obra comentada podrían haber obtenido un acceso rápido y no motorizado a Explora, el parque más cercano.

De hecho, a unos metros donde cae la rampa del nuevo puente peatonal, sobre Prolongación Calzada arranca la calle San Sebastian que conecta directamente a uno de los accesos a Explora. Imagino cuán fácil podría ser que un vecino de La Martinica decida ir a algún café o bar de calle Madero, o que un habitante de Manuel Doblado o Licenciado Verdad, quisiera ejercitarse por las mañanas en el Explora, o que alguien que gusta de pasear en la Zona peatonal no tenga empacho de acudir a la Biblioteca Central. Podría hacerlo sin tomar el auto si el puente de la Calzada y las avenidas que conecta, contemplara una sección para bicis, además de la necesaria dignificación del cruce peatonal.

DEJANOS TU COMENTARIO
1456374297.png
1321493145.gif
1381429645.jpg
1321493278.png
1321493200.png