Sara Noemí Mata


Un mail añejo, un locutor tenaz, una propuesta peligrosa
06/Junio/2011

Desde hace algunos meses me ha llegado por diferentes remitentes una propuesta que con muchos y dispares argumentos invita a unirse a una campaña para pedir la reducción del tamaño del Congreso Federal, básicamente a través de eliminación de los diputados plurinominales y de conformar al Senado con un solo representante por Estado.

Aunque la campaña consista en un mail con juegos tipográficos o en una elaborada presentación de powerpoint, al final llega a lo mismo: a que uno firme en un sitio web la promoción patrocinada por el locutor radiofónico Pedro Ferriz de Con.

Las primeras ocasiones que me llegó esta invitación se exponía que el locutor estaba a punto de reunir un millón de firmas; el último mail dice que ya sobrepasó los 3 millones de adherentes pero como aún no logra los cambios buscados la campaña continúa, ahora incluso poniendo como inspiración los movimientos de protesta del Oriente medio que han llegado a derrocar o poner en jaque a regímenes autoritarios.

Me llama la atención que esta propuesta llegue a mí desde remitentes tan disímiles –desde un pariente cero involucrado en cuestiones políticas, a una persona dedicada a venta de cosméticos o un alumno aparentemente más enfocado en temas de entretenimiento que en la cosa pública- y que persista a través del tiempo.

Quienes hemos impulsado campañas o movimientos para cambios políticos desearíamos en principio lograr estas dos características si las razones del logro fueran otras; me explico: creo que el éxito de la campaña de Ferriz se debe a la fuerza de tener un micrófono abierto a nivel nacional por lo que se logran concitar el interés y acción de públicos muy dispares y en seguida se toma un problema complejo y se simplifica la solución. Para rematar, se cierra el mensaje con una leyenda al más puro estilo de las amenazas de las cadenas de oración que dice: “si no lo mandas y no lo trasmites, no te quejes del gobierno y país en el que vives”.

Lo central de la campaña es señalar el gasto excesivo que supone mantener a nuestros 500 diputados federales que cuentan con un sueldo o dieta de poco más de 100 mil pesos, además de prebendas con cargo al erario como seguros médicos privados, cupones para transportación aérea o terrestre, fondos para ayudas sociales que nos son fiscalizados, entre otros.

Se sostiene –con razón- que estos privilegios son un insulto para los ciudadanos, que una parte del presupuesto legislativo se ejerce sin transparencia y que los diputados han llegado al extremo de aprobar acuerdos para exentarse de pagar impuestos sobre sus ingresos; de ahí se pasa a adjetivarlos como parásitos y a pedir, como es obvio y obligado, su desaparición.

¿Sencillo? No tanto. Yo comparto las motivaciones del hartazgo ciudadano pero no coincido en los términos de las propuestas que se hacen.

Eliminar a los 200 diputados que hoy se eligen por la representación proporcional de los que no obtuvieron la mayoría, sólo nos conducirían a una mayor concentración de poder y autoritarismo. Por ejemplo, eliminar a los diputados plurinominales hace que las minorías nunca estén representadas y por tanto sus derechos sean pocas veces defendidos, o si se quedan un Senador por Estado, resulta que sólo habría uno o dos partidos en esa Cámara. Tan sólo con esas dos propuestas se podría tener a nivel nacional el panismo aplastante que vivimos en Guanajuato o el priísmo apabullante que gobierna en el Estado de México y que se supone conocimos por más de siete décadas en el país.

El problema con una campaña exitosa como ésta –aunque sea en posicionamiento del mensaje y no tanto en el logro de los objetivos- es que al centrarse en una persona que la propone y una legión que la sigue, prácticamente señala un líder único con quien dialogar o contrapuntear lo expuesto; esto se vuelve matemáticamente imposible o la misma campaña está diseñada para no admitir disensos en la propuesta, pues al menos yo he escrito contraargumentos a los promotores de la misma y nunca he obtenido respuesta.

Los problemas de la representación proporcional a la mexicana (“los plurinominales”) han sido muy estudiado y se han propuesto mecanismos para su democratización, a los que hasta ahora no se ha respondido porque implica una reforma completa al sistema de partidos que padecemos y que, efectivamente está fincado en el dinero público, en el reparto cerrado de los asientos de poder –de los que los plurinominales son únicamente uno de los mecanismos, pero también están el veto a las candidaturas fuera de los partidos y la configuración de los organismos electorales- y en la no necesidad de debate público entre opciones, sea que estemos en épocas electorales o en las discusiones legislativas ordinarias.

El ejercicio presupuestal sin transparencia y la exención abusiva de impuestos fiscales que los diputados se han otorgado, son otras aristas que el sistema de partidos permite con holgura aunque eso suponga dar la espalda a los ciudadanos y a los principios democráticos básicos. Organizaciones como DHP, Dejemos de Hacernos Pendejos, han ideado mecanismos para evidenciarlos y combatirlos sin el simplismo que enarbola Ferriz de Con, sino ensayando mecanismos de rendición de cuentas como el llamado “500/500” en el que se pretende que 500 ciudadanos hagan marcaje personal a 500 diputados federales o vías litigiosas como la de “Diputados coludos, ciudadanos rabones” por las que se denunció penalmente a los diputados que aprobaron exentarse impuestos en la pasada legislatura federal. Ambos mecanismos suponían una adhesión masiva en línea pero no se detenía ahí, como sí lo hace la campaña de “No a los pluris”, sino que implicaba al ciudadano interesado a ir más allá, fomentar su organización, impulsar el uso y prueba de los mecanismos de transparencia y exigir desde diversos niveles que el sistema cambie.

Vivimos en un país con problemas apremiantes y una batería de soluciones radicales pero siempre tenemos que estar alertas de que no surja por allí algo en que nos resulte peor el remedio que la enfermedad.

DEJANOS TU COMENTARIO
1456374297.png
1321493145.gif
1381429645.jpg
1321493278.png
1321493200.png