Sara Noemí Mata


Los Ateliers
02/Diciembre/2013

Escribo en marcha. A diferencia de otras colaboraciones que las encauzo a partir de un hecho pasado, un asunto discutido en los días o semanas anteriores sobre los que me obligo indagar un poco más y elaborar mis reflexiones, en esta ocasión le robo minutos a un proceso de jornada completa que ahora mismo sigue en curso.

Participo junto con otras 23 personas en un taller de planeación urbana que comenzó el pasado 22 de noviembre y concluye el viernes 6 de diciembre. Sigue una metodología elaborada y exportada por una organización de diseño urbano francesa llamada Ateliers de Cergy-Pontoise (ateliers.org), misma que ha sido aplicada en unos cincuenta casos en países de todos los continentes, en los últimos treinta años. En México, es la segunda experiencia en su tipo: la primera se realizó el año pasado en Puebla.

La metodología es la siguiente: primeramente unos socios locales (para nuestro caso fueron el IMPLAN, el IPLANEG y las alcaldías de Silao, León, Purísima y San Francisco) contactan con Les Ateliers y acuerdan la realización del taller con una temática específica y delimitando el área de estudio y propuesta. En seguida, una misión exploratoria de la organización francesa compuesta de unas cuatro personas visitan la zona, realizan recorridos propios y guiados y se entrevistan con funcionarios para entender la problemática y elaborar un primer documento de diagnóstico, lectura de la realidad e identificación de espacios de propuestas. Este documento es publicado en línea junto con la convocatoria a urbanistas, artistas, estudiosos de las ciencias sociales y políticas, planeadores o cualquier persona que le interese participar y exponga lo que puede aportar desde su trayectoria al objetivo del Atelier.

A la convocatoria de un taller ocurren más de 100 personas, en promedio; en Puebla postularon 170 personas (el récord, según registran los organizadores) en tanto para León respondimos el llamado unos 130 ciudadanos del mundo. Entre ellos, se seleccionan a 24 personas que serán los participantes quienes se organizan en cuatro equipos. En paralelo, la organización afina los detalles del taller propiamente dicho que se celebra durante dos semanas de concentración intensiva de los participantes y convoca a un jurado internacional de entre 25 y 30 personas –especialistas locales y foráneos- que revisarán las propuestas que los equipos presentes.

Más que elegir ganadores, este jurado -de la mano con los socios locales y los pilotos del taller- perfeccionan las propuestas, critican las de poca viabilidad para el contexto y colaboran en la producción de un documento de conclusiones finales, a la vez ejecutivo y operativo, que entregan a las autoridades que confiaron la experiencia a Les Ateliers. Entre los primeros acuerdos y la realización del taller transcurre casi un año y luego otro trimestre para la entrega del documento final. Justo ayer abrimos la segunda semana de trabajo que tendrá su momento de cierre el próximo jueves 5 de diciembre con una presentación pública al jurado –durante la mañana- y a los Presidentes municipales y Alcaldesa y gabinetes del área urbana. La cita es en el Poliforum de 8 a.m. a 2 p.m.; cualquier persona puede acudir a dicha presentación y de hecho, la presencia de público, estudiantes, especialistas, gente de movimientos sociales y ciudadanos preocupados por su ciudad es muy bienvenida.

La temática de Les Ateliers 2013 es “la Zona Metropolitana de León: paisaje y suelo a compartir” y tiene como gran inquietud detonadora cómo los terrenos abandonados y los baldíos pueden contribuir a la reestructuración de la ciudad y el entorno metropolitano.

El financiamiento de este ejercicio corre a cargo del presupuesto público de los socios locales que pagan los traslados internacionales y estancia e insumos de realizar el taller aunque ninguno de los participantes recibimos salario o compensación por nuestra participación. En nuestro caso, además hay aportaciones de la Embajada de Francia en México y del Infonavit que vienen de acuerdos más amplios de cooperación institucional binacional.

Hacer parte de Les Ateliers ha sido una experiencia muy enriquecedora en lo personal y para mis primeras reflexiones de cara al tipo de planeación y urbanismo que se despliega en León y en Guanajuato, en general, recojo lo siguiente: Siempre se requieren miradas externas pero compenetradas en el contexto para localizar las claves de acierto y fracaso de la forma de hacer ciudad y conducir los fenómenos urbanos del bajío guanajuatense: es muy productivo si esto se hace en un ámbito de libertad como es el sello de esta experiencia.

No es que de gusto, pero al menos una no se siente despistada ni desubicada cuando sin tener profesión arquitecto, planeador o urbanista ha constatado la brecha entre los planes urbanos y la ciudad concreta que vivimos y nos hemos empeñado en descifrar y señalar públicamente algunas de las insuficiencias de los modelos y políticas urbanas que rigen nuestro León.

Alivia mi frustración –quizá compartida- el encontrar eco en especialistas externos sobre las limitaciones de la planeación y desequilibrios que viven ciudades como León, Silao, San Francisco y Purísima, en lugar del discurso envanecido y acrítico sobre la primacía nacional de nuestros implanes o lo avanzado de nuestros planes urbanos.

Me ha asombrado y congratulado la disponibilidad de información detallada y en todos formatos (pdf, estadísticos, capas de SIG´s, libros, estudios completos) que las entidades públicas y sus principales funcionarios han entregado a los organizadores y participantes del taller. Resalto esto porque, como activista de organizaciones sociales en la ciudad, me ha tocado en varias ocasiones enfrentar obstáculos, indisposiciones o franca negativa de entidades, por ejemplo, para permitir la consulta a estudios completos pagados con recursos públicos ya no se diga para dialogar sobre los mismos con grupos sociales.

Aún faltan unos días para cerrar esta experiencia y poder hablar de sus resultados.  Por ahora me quedo con las formidables oportunidades que tienen nuestras ciudades, nuestra Zona metropolitana, para afrontar el futuro, a partir de sus especialidades económicas, sociales, culturales y lo mucho que comparten: suelo, paisaje, recursos, problemas y conexiones al mundo.

DEJANOS TU COMENTARIO
1456374297.png
1321493145.gif
1381429645.jpg
1321493278.png
1321493200.png