Sara Noemí Mata


Conversatorio
05/Agosto/2013

Mañana martes en la Ibero de León, habrá una reunión que la Red Guanajuatense por la paridad han lanzado para hablar sobre los derechos políticos de las mujeres. Se trata de un proyecto conjunto que han organizado los programas que en materia de género tienen las universidades de Guanajuato e Iberoamericana.

Al conversatorio acudirán cinco de las siete diputadas locales que hay en Guanajuato, Alejandrina Lanuza y Karina Padilla del PAN, Erika Arroyo y Yulma Rocha del PRI y Lupita Torres del PRD (las otras diputadas son Georgina Miranda del PRD y Lupita Sánchez Centeno del PVEM) y también está invitada Patricia Mercado, quien fuera candidata presidencial en 2006.

La relevancia de este encuentro radica, en mi opinión, en el esfuerzo que han realizado mujeres de todos los partidos políticos en la entidad y de una amplia gama de liderazgos femeninos desde las organizaciones sociales y académicas, por mantener viva y ampliar la inclusión del tema de la participación política de las mujeres en la democracia mexicana, especialmente en los ámbitos estatales y municipales.

Conscientes como estamos de que en la mesa de negociación política nacional del llamado Pacto por México está la discusión sobre una nueva reforma en materia político-electoral, que incluye temas como las candidaturas ciudadanas, la iniciativa ciudadana, consulta popular e iniciativas preferentes, la fiscalización de gastos de campaña, el castigo al rebase de topes de gastos electorales, la creación de un solo instituto nacional que organice las elecciones e incluso la reforma política integral del DF, creemos que en esa gran lista de pendientes de nuestra democracia debe estar la participación igualitaria de las mujeres en la política electoral.

La coyuntura es ineludible. El Pacto por México pasa por una saturación de reformas que los legisladores federales quieren sacar en corto tiempo; a las dificultades inherentes de obtener consensos significativos en temas polémicos o muy técnicos como el nombramiento del consejero faltante del IFE o la ley secundaria en materia educativa, su incorporación se complica con las disputas partidarias internas como las que se vive en el PAN o las que son endémicas en el PRD.

En dicho contexto, la política local vive una entendible, pero a mi juicio exagerada, supeditación a las discusiones y definiciones nacionales. Prueba de ello es que la iniciativa de reforma tres artículos constitucionales y dieciséis del Código de Instituciones y Procedimientos Electorales de Guanajuato, que presentaron el bloque pluripartidista de diputadas de Guanajuato a inicios de marzo, no tiene hasta inicios de agosto (cinco meses después), siquiera un cronograma de discusión y dictaminación legislativa, ni tampoco una afirmación de las dirigencias partidistas estatales sobre si apoyarán este esfuerzo de sus legisladoras, o qué matices políticos desearían imprimirle.

Así que será importante escuchar a las mujeres que hacen política hoy en la cámara local, en los ámbitos partidarios de los municipios y también en los círculos de quienes nos interesamos en la política desde las organizaciones civiles o la participación social.

Creemos que esta sencilla actividad de conversar puede reforzar las alianzas para que los derechos políticos de las mujeres se garanticen, sobre todo en los ámbitos locales, porque en cualquier reforma electoral, en la del PAN-PRD, en la del PRI-Pacto por México, en la que promuevan las organizaciones de la sociedad civil, tiene que entrar el asunto de la paridad de género en las candidaturas, al menos como ya está ganado (40-60%) en el COFIPE y defendido en la sentencia de la Suprema Corte (JDC-12624/2011) y homologarlo en las leyes electorales estatales. No somos el único Estado en que la paridad se está peleando, pero es inútil desconocer que en Guanajuato crece esta exigencia de priorizar el tema en la agenda política local.

A muchos agota y confunde que en México, durante cada elección surja la necesidad de una nueva reforma electoral que corrija los fallos que se encontraron en la última contienda. El tema de la participación de las mujeres en cargos de elección popular y en los órganos electorales es uno de los que reiteradamente se ha soslayado, dejado para mejor ocasión. Muchas y muchos creemos que de dicha posposición devienen fuertes déficits democráticos en nuestro país que es preciso, y prioritario, corregir.

La cita es el martes 6 de agosto de 10 a 13 hrs. en el Auditorio Francisco Javier de la Universidad Iberoamericana León.

DEJANOS TU COMENTARIO
1456374297.png
1321493145.gif
1381429645.jpg
1321493278.png
1321493200.png