David Herrerías Guerra


¿Qué sabe usted sobre la justicia en México?
06/Octubre/2010
No sé si haya alguna organización que reseñe y premie los mejores ridículos jurídicos en el mundo. Pero el famoso michoacanazo creo que bien podría ganarse un premio. De 35 funcionarios consignados con bombo y platillo ya nada más nos queda uno. Desde el 29 de mayo del año pasado los tuvieron guardados, pero poco a poco han ido saliendo. ¿Cómo explicar eso? No somos expertos en el tema, pero tenemos derecho a hacernos algunas preguntas. ¿Como puede ser que 35 personas, que además ocupaban cargos públicos, puedan ser detenidas con escándalo y luego liberadas? Para poder acercarme un poco a las posibles respuestas pido su amable participación en la siguiente prueba:

Primera sección: Diga usted: ¿cuál de los siguientes escenarios cree que se acerca más a la verdad de los hechos en el ya mundialmente famoso “michoacanazo”:

1. Los consignados son efectivamente narcos peligrosos y funcionarios corruptos, pero los otros funcionarios, los encargados de impartir justicia, sin ser corruptos, son ineptos y no supieron cómo armar los expedientes. Perdieron los casos porque los abogados defensores eran muy buenos.

2. Los consignados son efectivamente narcos peligrosos y funcionarios corruptos, pero los encargados de impartir justicia son también funcionarios corruptos o tienen jefes corruptos que les impidieron armar los expedientes correctamente, dejando de incluir, por ejemplo, grabaciones y basándose sólo en testigos protegidos.

3. Los consignados son efectivamente narcos peligrosos y funcionarios corruptos, pero entre gobernador de Michoacán, Presidente de la República, y secretarios y subsecretarios decidieron mejor negociar, y llevar las cosas en paz porque las alianzas políticas en estos momentos son más importantes.

4. Los consignados son efectivamente narcos peligrosos y funcionarios corruptos, pero además, como son narcos, intimidaron a fiscales y jueces.

5. Los consignados (ojo, esta es diferente) resulta que NO son narcos peligrosos ni corruptos, o al menos no se salen de la NMC (Norma Mexicana de Corrupción). Pero los encargados de impartir justicia, sin ser corruptos, son ineptos y se creyeron simples dichos de la gente y consignaron inocentemente por puras oídas.

6. Los consignados, son inocentes y el móvil de las detenciones obedece a fines políticos, lo que podría explicar que no haya sucedido algo similar en otros estados de la República que pudieran tener una mayor presencia del narco.

7. Ninguna de las anteriores.

8. Varias de las anteriores.

Bien. Si ya contestó, va la siguiente parte del cuestionario, para no confundirnos las ordeno ahora con letras. Conteste usted, sólo verdadero o falso:

a) Julio Godoy es un honesto diputado y perseguido político acusado injustamente.

b) Los diputados del PRD que lo ayudaron, como en película mexicana de policías y ladrones a entrar a San Lázaro para que salvarlo del juicio y la cárcel, son ahora uno de tantos héroes que nos han dado patria.

c) Julio Godoy es culpable, y además es nuestro diputado y aunque está prófugo se va a seguir gastando los más de 120 mil pesos que le pagamos de salario mensual para preparar su huida final.

d) Los diputados que lo ayudaron a huir de la justicia ¿qué vienen a ser entonces? (esta no es de verdadero y falso, conteste como quiera)

Última sección: Conteste sólo con número:

I. ¿Cuántas detenciones se han efectuado en el actual gobierno por el delito de narcomenudeo?

II. ¿Cuántas de estas personas han sido consignadas?

Respuestas: Para las preguntas de esta última sección, las respuestas nos las da la propia PGR: “se han hecho como 20 mil cateos y se ha detenido a 160 mil personas relacionadas con el narcomenudeo, de las cuáles, sólo entre el 15 y el 20 por ciento han sido consignadas”.

Las repuestas a las otras preguntas no las tengo y pero me consta que ese es uno de los grandes problemas en este país. Se presenta diariamente a muchos culpables en los medios, con juegos de luces y a veces hasta con dramatizaciones, antes de ser juzgados. Al final nunca sabemos si eran o no los culpables. Sea por corrupción, por ineficiencia, por intereses políticos o por lo que sea. Es un juego en el que lo único seguro, es que todos perdemos: o tenemos culpables andando tan tranquilos por las calles y dictando leyes en el congreso; o tenemos miles de inocentes que fueron llevados a la cárcel y soltados después de meses sin pruebas reales. Somos tres veces vulnerables, primero porque los criminales pueden pasearse entre nosotros e incluso gobernarnos; segundo, porque tenemos gobiernos que siguen haciendo un uso político de la justicia; tercero, porque el día menos pensado aparece usted en la tele, como miembro de una banda, aunque lo suelten a los ocho meses.

Pregunta final, de rescate, como dicen: ¿A quién le tiene más miedo: a los narcos, a la PGR o a su diputado?

Publicado en Milenio Diario, 6 de octubre del 2010.
http://impreso.milenio.com/node/8843860
DEJANOS TU COMENTARIO
1456374297.png
1321493145.gif
1381429645.jpg
1321493278.png
1321493200.png