David Herrerías Guerra


La independencia en clave mixe
22/Septiembre/2010
Estuve la semana pasada dando un curso en el Instituto Superior Intercultural Ayuuk, en la pequeña comunidad de Jaltepec de Candayoc Mixe, en Oaxaca. Ahí me tocó vivir el grito, presidido por el Agente Municipal y otras autoridades comunitarias.

Mientras seguíamos una ceremonia con música de banda mixe, parecida en contenido pero muy diferente en escala a otras del país, pensaba en el significado que podía tener la Independencia para los mixes como pueblo, o para los ayuuk jay, la gente mixe, en particular.

De los ayuuk escribió Cortés al Rey Carlos V: “Es una raza dura y feroz que se opuso a la conquista”. Un pueblo que no fue nunca dominado por las armas; enfrascado en guerras con los zapotecos que los habían logrado reducir a sus territorios serranos en el norte del actual estado de Oaxaca mucho antes de la llegada de los españoles. El Imperio Azteca se enfrentó también a ellos sin lograr dominarlos del todo pero imponiendo condiciones y limitando su libertad. Cuando llega el conquistador europeo, los mixtecos, otro pueblo oaxaqueño y los zapotecos son algunos de los que junto a los tlaxcaltecas, se unen a los peninsulares buscando por fin su independencia total de la insoportable dominación mexica. Y lo lograron, pero como sabemos, para caer hora bajo la Corona Española. Se inicia entonces una lenta conquista de los territorios ayuuk, no por las armas, sino por la vía ideológica. Son los Dominicos quienes van venciendo las resistencias abriendo el camino al dominio español. Se les acusó de idólatras y se destruyeron los signos visibles de sus creencias religiosas, levantando templos católicos en todas las comunidades.

La viruela ayudó a los españoles, como en otras partes de México, a diezmar a las poblaciones. Actualmente el vocablo para designar a los ladinos, integra la palabra Pu’uts, que significa grano sobre la piel, grano podrido. Los hombres blancos traían los granos en la piel y con ellos, la muerte.

Durante la Guerra de Independencia en México se sabe muy poco de enfrentamientos en esta región. Parece ser que por su difícil acceso los ayuuk vivieron la gesta desde lejos, o los mestizos y españoles dominantes en la región no se interesaron en cambiar el estado de cosas. Entrado el siglo XIX, tampoco la Reforma tocó sustancialmente a la región. Juárez, a pesar de ser indígena y como buen liberal, no tenía mucho interés en las comunidades indígenas que no podían ser palanca para integrar al país al desarrollo capitalista.

Pasó el siglo y las cosas en la zona no cambiaron mucho. A los encomenderos españoles los sucedieron los caciques, muchos de ellos violentos; algunos de los peores, mixes. La mayor violencia se dio en la parte baja, porque es donde están las mejores tierras.

La Revolución Mexicana tampoco los liberó. Trajo nuevos caciques, cahorros de la Revolución, hijos del PRI. Los ayuuk no supieron mucho de la nueva Constitución del 17, ni vivieron la cristiada. Nada de esto afectó su sistema de cargos cívico-religiosos, mezclados, que sigue siendo la base de la organización política de las comunidades ayuuk

Sólo en los últimos 20 o 30 años han logrado derribar a los caciques y recuperar la autonomía en muchas comunidades que se gobiernan a través de las Asambleas. En Jaltepec, hasta hace muy poco se ganó el derecho de enseñar en la escuela en su propia lengua. Muchas comunidades siguen luchando con cacicazgos vinculados al PRI que entorpecen la vida comunitaria. Las tres grandes organizaciones en territorio ayuuk surgen de la lucha contra el caciquismo violento, como el de Luis Rodríguez en la sierra y el de Maclovio de León en Guichicovi.

Los mixes, junto con los zapotecos, han sido los principales impulsores del derecho a elegir por usos y costumbres. Desde los ochentas han iniciado un proceso de recuperación de su lengua escrita. En todo el estado de Oaxaca podría empezar a derrumbarse, apenas en el 2010, un sistema político electoral basado en el clientelismo electoral, en la corrupción y el corporativismo.

¿Cuándo inició su independencia el pueblo ayuuk? ¿Cuándo se hizo la Revolución en territorio mixe? Parece que son sucesos que se dieron en otras partes y que sólo les llegaron algunos de sus efectos. Pero el mundo actual ya no permite estas asincronías. En las televisiones, vía satélite, el Pueblo Ayuuk pudo ver el grito de Dolores, y en las escuelas mixes los periódicos murales se llenaron de referencias al bicentenario. Es verdad que a fin de cuentas, hay también beneficios derivados de esta marcha general de la Nación. Hay clínicas bonitas aunque estén mal equipadas, hay servicio eléctrico, aunque sea de segunda, llegan recursos, aunque sea condicionados… No se escapan a la realidad general del País.

Hace doscientos años los criollos y los españoles avecindados aquí, se desprendieron de la tutela de España. ¿Podremos discutir ahora la autonomía de los pueblos indígenas? Sería una forma muy digna de festejar un poco sincrónico bicentenario.

DEJANOS TU COMENTARIO
1456374297.png
1321493145.gif
1381429645.jpg
1321493278.png
1321493200.png