David Herrerías Guerra


Año nuevo, reforma nueva
28/Diciembre/2009
El año que empezará en unos días se abre en lo político con muchas inquietudes. Un tema sabroso que lanzó a la cancha el presidente fue el de la reforma política, que es mas bien una propuesta de reforma en el ámbito electoral, pero que podría tener peso en aspectos como la gobernabilidad y la participación ciudadana.

No es posible saber desde aquí cuáles son las verdaderas intenciones del ejecutivo, porque al principio de su mandato se había opuesto a algunas de las cosas que ahora propone. Puede ser una bandera electorera o puede haber un sincero reconocimiento de las demandas ciudadanas que se expresaron en las pasadas eleccione

Algunas de las 10 propuestas han sido parte de las demandas que Propuesta Cívica en Guanajuato pidió a los diputados de León que llevaran al Congreso. A nivel nacional, la Asociación Nacional Ciudadana (ANCA), organismo que surge del movimiento anulacionista, llevó al Palacio Legislativo de San Lázaro el 1 de Septiembre de este año varias propuestas que se recogen en este “decálogo”.

Desde la posición de la ANCA, las candidaturas independientes, la iniciativa ciudadana y una modalidad de referéndum son propuestas que de llevarse a cabo ayudarían a incrementar las capacidades ciudadanas que una democracia moderna requiere y contarían sin duda con el apoyo de una gran cantidad de ciudadanos con o sin partido.

Sin embargo se debe reconocer que cualquier cambio en este sentido debe ser parte de un gran debate en el que los partidos son actores importantes pero no exclusivos. La propuesta debe desencadenar un proceso que no termine, como muchos otros, sujeto a intereses inmediatistas que vayan deformando la reforma de acuerdo a cálculos de votos probables o improbables en el 2012.

Se debe buscar un reforma, según lo apunta la ANCA, “que permita que los procesos electorales en el futuro se traduzcan en gobiernos eficientes, honestos y que promuevan el desarrollo económico de México. Una democracia en la que ciudadanos y políticos construyamos juntos el proyecto de país”.

En esa reforma habría que discutir, además de las que propone Calderón, el valor jurídico del voto nulo y la abstención; la integración de las figuras de plebiscito, referéndum, iniciativa popular y revocación del mandato en la Constitución de la República; los mecanismos efectivos de vigilancia y participación ciudadana y las garantías para la transparencia y rendición de cuentas de partidos políticos y órganos de gobierno.

Pero no podemos esperar a ser invitados: como ciudadanos debemos hacer nuestro éste debate, por mucho que estemos cansados de la política y los políticos. O más bien, precisamente, por esto último, debemos volver a interesarnos en la política.

Como lo apunta esta gran organización de organizaciones que es la ANCA: “Es vital para la democracia que además de partidos políticos existan ciudadanos al margen de los mismos para ser un contrapeso real que haga posible vigilarlos, controlarlos, reconocerlos o echarlos”.

Ojalá que el 2010 nos depare la reforma que merecemos los Mexicanos.

Publicado en Milenio Diario, León, 28 de diciembre del 2009
DEJANOS TU COMENTARIO
1456374297.png
1321493145.gif
1381429645.jpg
1321493278.png
1321493200.png