Sergio Aguayo


Septiembre negro
29/Septiembre/2010

La evidencia sepulta cualquier duda. Crecen las violaciones a los derechos

humanos, aumenta el escrutinio internacional y se confirma la insensibilidad del

Estado mexicano.
 

El 24 de septiembre la influyente organización Human Rights Watch (HRW)

envió una carta de ocho cuartillas a renglón seguido a Felipe Calderón

(disponible en www.sergioaguayo.org). Es el texto más áspero y directo de esta

organización, que publicó su primer informe sobre México hace 20 años. En la

misiva de la semana pasada se dedica a demostrar que el presidente mexicano

lanza "mensajes contradictorios" en este asunto.
 

Le reconocen a Calderón sus promesas de "un compromiso absoluto y categórico

en la defensa de los derechos humanos", pero le recuerdan su tendencia a la

evasión. Durante los lucidores diálogos que el Presidente tuviera con la sociedad

el pasado agosto sobre seguridad "no mencionó los derechos humanos en

ninguno de los nueve discursos que pronunció ni tampoco invitó a ninguna

organización no gubernamental de derechos humanos". También recuperan la

serie de exabruptos contra los defensores de derechos humanos: "a cada rato

vienen a decir que las violaciones a derechos humanos del Ejército y una serie de

cantaletas que también ya empiezan a cansar".
 

Al día siguiente la Secretaría de Gobernación dio una respuesta timorata y

confusa a la carta de HRW. Sin mencionar a la organización "considera positivas

las manifestaciones públicas de la sociedad civil", luego se justifica diciendo que

mantiene un diálogo constante con organizaciones civiles y que ya se "han

realizado 13 sesiones ordinarias y 3 extraordinarias". Finalmente, informa que

"las nuevas formas de organización y métodos delictivos que presenta la

delincuencia organizada buscan afectar los derechos de la sociedad". Este último

comentario es una aberración porque la violación a un derecho humano supone la

acción u omisión de un agente estatal. Las acciones del crimen organizado son

otra cosa: delitos que deben ser castigados de acuerdo con la ley.
 

El PAN está infectado por el virus de la insensibilidad que tanto propagara

Vicente Fox. Es una actitud que brota por doquier, como se confirma con el ya

famoso editorial de El Diario de Juárez "¿Qué quieren de nosotros?". En los

últimos días se ha criticado, con toda razón, que el vocero presidencial Alejandro

Poiré asegurara que el móvil más probable del asesinato de Luis Carlos Santiago

"es de índole personal y no por sus actividades profesionales". No se ha

subrayado lo suficiente que Poiré sólo repetía la hipótesis de la Procuraduría de

un estado, Chihuahua, gobernado por el PRI.

 

La carta de HRW es una confirmación de cuánto está creciendo la atención de la

comunidad internacional. El primer día de septiembre, la Fundación Rafto de

Noruega concedió su premio anual al obispo de Saltillo Raúl Vera López porque

"habla en voz alta y sin miedo contra las violaciones de derechos humanos, la

corrupción, los abusos del poder y la ausencia del imperio de la ley".

El miércoles 22 estuvieron en Los Pinos representantes de la Sociedad

Interamericana de Prensa y del Comité para la Protección de Periodistas. El

Presidente reconoció ante ellos que México es uno de los países más peligrosos

del mundo para ejercer esta profesión y prometió un programa para los

periodistas, similar al que funciona en Colombia.
 

El jueves 23 se anunció en Washington que Abel Barrera Hernández, fundador y

director del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan, en

Guerrero, ha sido honrado este año con el Premio Robert F. Kennedy por su

lucha en contra "de la impunidad que goza el Ejército y la narcoviolencia". Una

peculiaridad de este premio es que el nombrado es respaldado durante varios

años, así pues, el clan Kennedy incrementará su atención sobre México.
 

Por supuesto que don Raúl y don Abel se han ganado a pulso, y con enormes

riesgos, el reconocimiento que les regatea el Estado mexicano. La Comisión

Nacional de los Derechos Humanos ha dado indicios de que busca salir de una

década de oscurantismo y opacidad. Valdría la pena que utilice el revisionismo

para evaluar los criterios que ha empleado para seleccionar al recipiendario del

Premio Nacional de Derechos Humanos (anual).
 

Septiembre ha sido un mes negro para el gobierno de Felipe Calderón.

¿Entenderán que el origen está en su insensibilidad e inconsistencias o tacharán a

los defensores de derechos humanos de "tontos útiles" que molestan con sus

"cantaletas"? ¿Entenderán que lo verdaderamente importante es atender a las

víctimas ahora indefensas?
 

La Miscelánea
 

El Servicio de Administración Tributaria se niega a acatar la decisión del

Instituto Federal de Acceso a la Información de revelar los nombres de quienes

se beneficiaron, en 2007, con créditos fiscales por ¡73 mil 960 millones de pesos!
 

¿Quién dijo que ya no nos volverían a saquear?
 

Rodrigo Peña González colaboró en la recuperación de información.

www.sergioaguayo.org

DEJANOS TU COMENTARIO
1456374297.png
1321493145.gif
1381429645.jpg
1321493278.png
1321493200.png